El INEC también genera estadísticas de trabajo no remunerado

Quito, Ecuador (21-02-2020) – Los ecuatorianos generamos cerca de 12 mil millones de horas de trabajo no remunerado del hogar, en 2017, según lo revelan las estadísticas difundidas por la cuenta satélite del mismo nombre que genera el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC). El estudio mide 66 actividades ejecutadas por la población de 12 años en adelante –sin recibir dinero a cambio- tanto en su propio hogar, como en otros o para la comunidad, y las cuantifica económicamente.

De las 11 825 062 000 de horas de trabajo no remunerado, el 76,8 % fue ejecutado por mujeres (9 087 207 000 de horas) y el 23,2 % por hombres (2 737 855 000 de horas). Es así que, semanalmente, las mujeres dedicaron un promedio de 31 horas a estas actividades, frente a las 11,3 horas dispuestas del tiempo de los hombres.

Según la Cuenta Satélite de Trabajo no Remunerado del Hogar (Cstnrh), entre las actividades que demandaron mayor inversión de tiempo en el hogar, la elaboración de alimentos supera más de la mitad del total, con 58,5 %. Le sigue el mantenimiento del hogar con 20,5 %, el cuidado de ropa y confección con 15, 2 % y otras como las compras, administración del propio hogar o apoyo a otros hogares representan el 5,8 %.

El aporte de los hombres al mantenimiento del hogar es superior respecto a otras acciones, pues asciende a 30,2 %. En tanto, las actividades culinarias se llevan mayoritariamente la participación femenina con 86,3 %, contra el 13,7 % del tiempo invertido por los caballeros.

Los principales resultados y detalles de esta operación estadística están disponibles en la página web institucional, siguiendo este enlace: https://www.ecuadorencifras.gob.ec/cuenta-satelite-del-trabajo-no-remunerado/

Una cuenta satélite es un instrumento estadístico que sintetiza datos de trabajo que no está considerado dentro del SCN (Sistema de Cuentas Nacionales). El SCN registra las transacciones económicas ejecutadas por sectores productivos, económicos y financieros, por lo que el trabajo no remunerado del hogar no está considerado.

Su objetivo es ampliar el conocimiento sobre las actividades domésticas no valoradas, con el fin de reconocer de manera integral el aporte económico de todas las formas de trabajo (actividades remuneradas y no remuneradas), e integrarlo en las políticas públicas. Cabe mencionar que sus resultados fueron clave para la creación de la Ley de Justicia Laboral y el Reconocimiento del Trabajo en el Hogar, en el año 2015.

#BuenasCifras


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *